K’o q’iij ne t’i’lto’ ja juyu’ t’aq’aaj

Hay Días que las Montañas y los Volcanes se Acercan

Manuel Chavajay es su propio paisaje, el es tanto el sueño del paisaje de Atitlán, como el paisaje es el sueño de él mismo. El paisaje es inmanente, el paisaje es inexhaustible y se extiende permanente en la impermanencia de su transformación infinita.

Desde su sensibilidad artística, Chavajay deterritorializa el paisaje con su mirada y con su historia; abstrae el pigmento ancestral de las montañas, del agua, del aire y de las nubes, y lo convierte en pintura y en forma. La luz es indeleble tanto de noche como de día y esto se evidencia en los volúmenes de sus representaciones. Él crea un nuevo territorio de percepción en donde ya no solo vemos el paisaje, sino la esencia de su mirada y su relación eterna con su entorno.

K’o q’iij ne t’i’lto’ ja juyu’ t’aq’aaj

Hay Días que las Montañas y los Volcanes se Acercan

Ja juyu’ t’aq’aaj nu kaxri toq k’o jaab’

Las montañas y los volcanes se acercan cuando llueven

Ja juyu’ t’aq’aaj nu kaxri toq k’o q’iij

Las montañas y los volcanes se alejan con el sol

Ja juyu’ t’aq’aaj nu kaxri toq k’o muqulii’

Las montañas y los volcanes se acercan cuando esta nublado

Ja juyu’ t’aq’aaj nu kaxri toq k’o xocomeel’

Las montañas y los volcanes se aleja cuando hay aire del sur

Ja juyu’ t’aq’aaj nu kaxri toq k’o mayuul’

Las montañas y los volcanes se acercan cuando hay neblina

Ja juyu’ t’aq’aaj nu kaxri toq k’o iq’

Las montañas y los volcanes se aleja cuando hay Luna

Ja juyu’ t’aq’aaj nu kaxri toq saqarii

Las montañas y los volcanes se acerca cuando amanece

Ja juyu’ t’aq’aaj nu kaxri toq qa q’iij

Las montañas y los volcanes se acerca cuando amanece

Ja juyu’ t’aq’aaj nu kaxri toq pank’a q’iij

Las montañas y los volcanes se aleja cuando entra la tarde

Ja juyu’ t’aq’aaj nu kaxri toq nooq aq’a

Las montañas y los volcanes se acercan cuando es al medio día

Ja juyu’ t’aq’aaj nu kaxri toq k’o ik’

Las montañas y los volcanes se alejan cuando anochece

Ja juyu’ t’aq’aaj nu kaxri toq k’o k’atiik

Las montañas y los volcanes cambian de color cuan hay aire del norte

Ja juyu’ t’aq’aaj k’o q’iij toq noq’ii k’olii nb’iij.

Las montañas y los volcanes cambian cuando se incendian

hay días que Las montañas y los volcanes lloran y nos hablan

Cuando llueve, las montañas y los volcanes se alejan

Cuando se despeja el aire, la montañas y los volcanes se acercan

Es irreal que las montañas y los volcanes se acercan o se alejen

Esto pasa por que el tiempo va cambiando

Porque la luz va cambiando de momento a momento

Aquí dejo el tiempo plasmado en estas superficies

Manuel Chavajay

TRANSLATE