Volatilidad, Permanencia

Volatilidad, Permanencia

“El aire no dibuja filigranas de color y de fiebre.

Los juncos se deshacen

como si estuvieran hechos de nieve.”

Marta Macho

 

Para esta muestra, Alejandro Medina, Fredy Rangel y José Wolff nos muestran cada cual una aproximación investigativa a nivel artístico sobre sus averiguaciones en esencia y materia sobre lo que les inquieta, o bien lo que les intriga en el plano de las percepciones. Aunque los conceptos, objetos e imágenes que estos artistas nos muestran permanecen, encontramos que hay una volatilidad poética en la selección de materiales y temáticas que cada uno por su lado incurre. Vemos en sus haceres artísticos esa permanente impermanencia de la búsqueda constante de esencias y sentidos, y del emprendimiento investigativo de carácter inagotable sobre la materia y su relación de fidelidad a las expresiones de sus creaciones. 

 

Segun Blanca Solares “Bachelard no sólo ha fundado un análisis del imaginario poético de los elementos, una imaginación material, sino que nos ha descubierto la morfología de la imaginación creadora en su enlace con el transcurrir vital del hombre”. Estos artistas, al igual que Bachelard nos presentan objetos artísticos que tocan la esencia de lo vital, la preocupación material del espíritu en la naturaleza y en lo humano.  Agrega luego Solares que, “sin embargo, las imágenes no sólo se acumulan en la memoria de manera anárquica y pasiva sino que nos transforman, nos habitan y nos orientan o extravían. Interiorizar, evaluar y comprender la vida de las imágenes —’tratar lo imposible como si fuera posible’ (Goethe)— es una tarea ética y una responsabilidad”. Estos artistas nos retan como audiencia a ir un paso mas allá de lo que vemos a primera vista

 

Alejandro Medina en su investigación obstinada, hace una arqueología de las estructuras y de las formas en la naturaleza, así, las representa en materiales que aparentan la permanencia de una cristalización. Son de carácter volátil en su proceso de transformación: vidrio, yeso y fotografía. En sus estudios sobre psicología, Fredy Rangel ha encontrado a través de técnicas proyectivas y la observación clínica del test de Rorschach un escaparate al inconsciente de los sujetos que investiga. La intuición a partir de esas averiguaciones le ha llevado a crear su propio imaginario de abstracciones “Rorscharianas”, imágenes que ha plasmado permanentemente en planchas de acero a través de un proceso volátil de talla efímera con fuego. Jose Wolff en su pinturas y en sus instalaciones de video, plasma imágenes que se desvanecen. Lo que desaparece no es lo material, si no lo esencial y lo abstracto de su ser: el tiempo, la memoria, el pasado. Algo se cubre, algo permanece y algo desaparece, lo concreto se volatiliza ahora en formas etéreas. 

 

Es el tratamiento y el acercamiento que cada artista le ha dado a las figuras y a las formas en sus representaciones lo que nos lleva a percibir la realidad en un diferente estado de conciencia. Así lo refiere Deleuze y Guattari al describir el plano inmanente de las figuraciones:  “La trascendencia que se proyecta sobre el plano de inmanencia lo cubre o lo puebla de Figuras. Es una sabiduría o una religión, lo mismo da. Sólo desde este punto de vista podemos aproximar los hexagramas chinos, los mandalas hindúes, los sefirot judíos, las imaginales islámicos, los íconos cristianos: pensar por figuras.” Las figuras se han encarnado en las formas, las texturas hablan no solo de las superficies que crean, sino de lo que las constituyen en su esencia.  

Renato Osoy